Tradiciones
 
 
 
 

Ánimas Benditas

      Las tradiciones tocantes al contexto de la muerte han ido desapareciendo en las sociedades industrializadas, con el proceso de urbanización y secularización de la vida. Pero hay lugares donde la intensa vida comunitaria ha resistido mejor a la represión moderna del hecho social de la muerte, donde se han preservado, hasta no hace tanto, numerosas costumbres, que dan cuenta de la riqueza de relaciones sociológicas y simbólicas que se tejían en torno a los difuntos.
      La celebración del día de Todos los Santos y el Día de Difuntos viene de antiguo. Era ya una antigua celebración, se habla de orígenes celtas, que festejaba la llegada del imperio de las tinieblas, propiciadas por las largas noches invernales. Ese era el momento para que los espíritus aflorasen y vagasen entre los vivos. Luque tiene una serie de meses clave y noviembre es uno de ellos. El amanecer despunta con una luz color tiniebla, sus mañanas son frías como lápidas de mármol, bajo el lema "MORTUUS ET SEPULTUS" (Muertos y sepultados), nos vuelve a recordar "Finis Gloriae Mundi" (El fin de la Gloria del Mundo). Nuestro pueblo verá despojarse de sus vestiduras a los árboles, cobrando una forma esquelética, que se recortará sobre las blancas tapias, en los enlutados y tempranos atardeceres de este confirmado otoño, donde como tendiendo un puente hacia el otro mundo tendremos más presente a la muerte. Las llamadas Ánimas Benditas del Purgatorio, siempre han sido objeto de una piadosa atención por parte de los luqueños y haciendo alusión a las mismas siempre en un tono de compasión por aquellos que se han quedado a mitad de camino entre el Cielo y el Infierno, solicitando misas, donativos o ruegos para liberar esas almas en pena, para que alcance la Gloria eterna, lo que en parte es lógico porque hay tan pocas personas químicamente buenas, como personas químicamente malas, por lo que más abundamos somos los del montón que en los que a virtudes y pecados damos una de cal y otra de arena, tenemos muchas papeletas de ir a ese estadio intermedio. Curiosamente la devoción por las Ánimas Benditas del Purgatorio surgen para contrarrestar la postura herejética de Lutero, que negaba la existencia del Purgatorio, Todas las culturas han tenido y tienen una rica experiencia acerca de la muerte. En todos los lugares y tiempos de la humanidad ha existido una creencia en la vida después de la vida, en el más allá. En algunas culturas, tiene una capital importancia, como acontece en la egipcia; y en todas, aunque no llegue a estar tan radicada, aparece y sobrevive.

Tradición Luqueña

      La fecha exacta en que se creó la Hermandad de la Ánimas se desconoce, pero es de presuponer que date del siglo XVI, aunque son numerosos los luqueños y luqueñas que citan a varias generaciones de su familia como integrantes de esta Hermandad. No obstante, en el año 1.937, posiblemente con motivo de la situación bélica que se vive en España, se produce su disolución e incluso su desaparición total. La labor que llevó a cabo estaba relacionada con las almas que penan en el purgatorio. Algunas personas del Centro de Día de Mayores de Luque recuerdan con añoranza que, siendo niños, salían con sus padres cantando por las calles las Ánimas Benditas. Recuerdan que algunas de las letras hacían alusión a personas concretas, como por ejemplo:

“tus bienes sepultarán,
y no te darán provecho,
y a ti te prepararán,
un nicho oscuro y estrecho”.

     Esta letrilla iba dirigida a un conocido de la Hermandad, que era muy avaricioso. También le sacaron esta otra a un zapatero, que tardaba mucho en hacer los encargos de arreglar los zapatos:

“Tantas plumas como tiene,
la Laguna con sus gansos,
malos demonios le lleve,
aquel que tiene escalzo”.

Algunos, cuando veían pasar a los de las Ánimas, en plan de burla o broma, le cantaban:

“A las Ánimas Benditas,
no se le echan dineros,
porque lo gastan en vino,
Castaño y sus compañeros”.

     Cuando se terminaba el tiempo de su recorrido por las calles se hacía una comida y en los sitios más importantes de Luque se cantaban y bailaban los siguientes fandangos:

“En la puerta de un convento,
una mujer golpeaba,
quería meterse dentro,
porque fuera se mojaba,
por lo que estaba lloviendo”.

Que mi niña va a bailar.
tócale una granaina,
que mi niña va a bailar,
con zapatitos blancos,
y sus medias colarás”.

     Y así se daba por terminada la época de las Ánimas Benditas hasta el año siguiente.
     Las últimas veces que se cantaron las Ánimas Benditas por las calles fue en el año 1992, de la mano de la Asociación Cultural “Amigos de las Tradiciones” que intentó refundar la Hermandad. Siendo el grupo Kohala, cuyo objetivo era recuperar juegos, costumbres y tradiciones de Luque y estaba compuesto por niños de 8 a 10 años, quienes tomaron el testigo en 1993, saliendo por las calles luqueñas ese año.
     En el Centro de Día de Mayores de Luque, en este año 2005, se ha creado un taller de “Recuperación de Tradiciones” como son los villancicos, romances y coplas, carnaval, juegos antiguos, poemas y por supuesto, las Ánimas Benditas, de cuyas letrillas se quiere dejar constancia en discos y cuadernillos para las generaciones futuras, pues la modernidad, la independencia y las nuevas tecnologías han hecho que se pierdan nuestras raíces, lo auténtico, la personalidad y todo lo que determina nuestra verdad, nuestra forma de ser, en definitiva nuestra alma luqueña trazado secularmente.

I

• A las Ánimas benditas
no se le cierra la puerta
en diciendo que perdonen
se van ellas tan contentas.

(Estribillo) “Se van ellas tan contentas
limosna de caridad
a las Ánimas Benditas
que Dios te lo pagará”.

• Tus bienes repartirás
y no te darán provecho
y a ti te destinarán
un nicho oscuro y estrecho.

• Una espuerta y una azada
y una triste sepultura
son cosas que nos depara
este mundo y su hermosura.

• Tantas plumas como tiene
la laguna con sus gansos
malos demonios le lleven
a aquel que me tiene “escalzo”.

• Dale limosna a las Ánimas
supuesto que las conoces
aunque nosotros cantemos
son ellas las que dan voces.

II

• Si a tus padres tú los vieras
en vivas llamas arder
y limosna tú nos dieras
“pa” no verlos padecer.

• Como me ves te verás
haz lo que puedas por mí
que tú también te verás
como yo me veo aquí.

• Tú ya no te acordarás
de tu padre y de tu madre
que están en el purgatorio
pidiendo por los mortales.

• Si a tu puerta llega un pobre
y no tienes pan que darle
no le tengas mal carácter
y ruega que Dios lo ampare.

• Tú ya no te acordarás
de tu padre y de tu madre
que están en el purgatorio
pasando penas mortales.

III

• Ni la gloria ni el infierno
ni el purgatorio en medio
no le hagas mal a nadie
que después no habrá remedio.

• Desde el castillo hasta el Tajo
desde el “prao” a la laguna
valle de lágrimas vivas
rogando por la fortuna.

• En el día menos “pensao”
que descuidado estarás
llegará la oscura fiera
y tu vida se llevará.

• Soy del Sagrado bandera
de las Ánimas Benditas
reza o canta en su memoria
y que ellos nos remitan.

• A tu puerta hemos “llegao”
los hermanos de las Ánimas
que quieras “cantao” o “rezao”
dependerá de tus cuitas.

IV

• Mientras niños todo risas,
cuando jóvenes, amores,
después comienza el calvario
que lleva “tos” los temores.

• Las lágrimas y suspiros
que en el purgatorio suenan
son las Ánimas Benditas
que se abrazan y se queman.

• Si a tu puerta llega un pobre,
a pedirte una limosna,
si no tienes pan que darle,
dile con amor perdona.

• Sacristán tú que cantas
las coplas a los difuntos
y puede ser que mañana
con ellos vayamos juntos.

• Las Ánimas Benditas
limosna vienen pidiendo
y puede ser que mañana
lo mismo vengas tú haciendo.

V

• Estos versos son bonitos
aunque no están bien trazados
pero tienen el valor
que por Dios son inspirados.

• Camino del cementerio
cristiano es tu camino
no lo dejes de andar
aunque sea semanal.

• Cuando pases el camino
no dejes de meditar
y ruega por tus difuntos
que Dios te lo pagará.

• Este camino cristiano
es muy seguro y cierto
buscarán nuestros cadáveres
no calientes sino yertos.

• Este camino lo vi
todo cubierto de flores
un poco más adelante
de diferentes colores.

VI

• Las Ánimas te convidan
no las desaires cristiano
que si te ves afligido
ellas te darán la mano.

• Esta misa es ofrecida
por las Ánimas Benditas
nos piden a los mortales
sacar a las pobrecitas.

• El Vía Crucis rezarás
todo puesto en oración
a Jesús ofrecerás
por su sagrada pasión.

• Abrázate a la pasión
de Cristo Nuestro Señor
y las Ánimas Benditas
te alcanzarán el perdón.

• Venid soberbios aquí
y rogad por los difuntos
que más tarde nos veremos
en la gloria todos juntos.

VII

• Desvélate y ruega a Dios
por tu padre y por tu madre
que por ti se desvelaron
“pa” que no pasaras hambre.

• Hambre tengo, tengo hambre,
y no es hambre de pan,
hambre tengo ya de irme
a la gloria a descansar.

• La congregación que viene
a esta capilla a rezar
Dios bendiga estos versos
y que nos sirvan de paz.

• La paz todos deseamos
a los vivos y difuntos
quiera Dios que nos veamos
en la gloria todos juntos.

• Ve al cementerio a rezar,
porque Dios lo manda así,
a las Ánimas Benditas,
que están rogando por ti.

VIII

• No ames tanto el tesoro
que lo tienes que dejar
dale limosna a los pobres
que Dios te lo pagará.

• Ruega por tu padre y madre,
y también por tus abuelos,
cuando en el mundo estaban,
por ti pasaban desvelos.
• Cuando vas al cementerio
el silencio te espanta
allí se acabó el dinero
el orgullo y la venganza.

• Ministro de Jesucristo
tú que estás en el altar
acuérdate de las almas
que en el purgatorio están.

• Si a las Ánimas Benditas
no tienes nada que darle
nunca le cierres la puerta
y le ayudas a rezarle.

IX

• Ánima tienes que ser
la hora no la sabrás
consuélate con decir
mañana puede llegar.

• La bandera o estandarte
de las Ánimas Benditas
esa es la misma que lleva
quien su limosna remita.

• Al dar un fuerte grito
el corazón me devora
porque la insignia que llevas
el corazón te perfora.

• Considera alma piadosa
cuando te quemas un dedo
y recuerda aquellas almas
que están en el fuego ardiendo.

• Limosna le pedí a un rico
y esperé que me la diera
lo que me dio fue un desaire
lo que de un rico se espera.

X

• En calabozos oscuros
están las almas metidas
enclavadas sobre el suelo
diciendo como me olvidas.

• Allí claman y suspiran
metidas en aquel fuego
pidiendo a los mortales
que las saquen del incendio.

• Quienes en ánimo fuera
para poder explicar
lo que padecen las almas
que en el purgatorio están.

• Si las Ánimas Benditas
salieran a pedir limosna
el mismo Rey se quitara
y le diera su corona.

• El que se tenga por grande
que se asome al cementerio
y verás que mundo cabe
en un palmo de terreno.

“Recuperar las Tradiciones”
Centro de día de mayores


Subir
 
 
© J&B 2006